Welcome
Advertising is the way great brands get to be great brands.

Desde que empezó la crisis sanitaria del Covid19 se han producido una serie de cambios en la vida que, sin duda, han afectado al comportamiento del consumidor. En esta evolución hay algunos cambios estructurales que han venido para quedarse, por lo que todos aquellos negocios que quieran garantizar su continuidad tendrán que prestar especial atención a esta nueva realidad.

Lo primero que hay que tener en cuenta es que, debido a la disminución generalizada de los ingresos medios, la relación entre calidad y precio es el factor de compra más decisivo para el 70% de los consumidores en España, según cifras de KPMG.

Incluso cuando los ingresos no se han visto afectados, la situación actual genera incertidumbre en el consumidor, que se decanta por el ahorro para garantizar poder hacer frente a futuros imprevistos.

Según PwC el porcentaje de personas que tenía previsto consumir más en los siguientes doce meses, ha bajado del 46% al 33%. Además, según datos del mismo estudio, el 56% de los españoles asegura que gastará menos que en años anteriores.

Ante este esperado descenso de la demanda, las empresas deberán adaptarse a las nuevas exigencias de los consumidores y ampliar así sus opciones de ser elegidos como la mejor alternativa de compra.

Aceleración del eCommerce

Antes de la llegada del virus, muchos consumidores eran reacios a comprar por Internet. Factores como la desconfianza, el miedo a ser estafados y el desconocimiento del canal, eran la causa principal del freno de la venta online, sobre todo en los rangos de edad más avanzados. La paralización del comercio físico al que nos hemos visto obligados durante 2020, ha sido el desencadenante definitivo para la aceleración del proceso de digitalización de muchas empresas.

El resultado no es solo que más consumidores hayan optado por este canal, sino que además está aumentando la frecuencia de compra. Mientras en 2018 y 2019 el promedio era de 3 compras mensuales, en 2020 se alcanzó el 3,5. Las personas de entre 25 y 34 años incluso llegan a comprar una media de 5 veces al mes, según datos de VII Estudio Anual de eCommerce en España 2020 de IAB Spain y Elogia.

Comercio de proximidad

Los comercios locales también se han unido a la digitalización, no para competir a nivel global sino para ofrecer a su cliente de siempre otros canales que respondan a  las necesidades actuales.

Es el momento de que los más pequeños hagan un esfuerzo para adaptarse a la nueva situación, y aprovechar que con esta crisis se ha incentivado un sentimiento de solidaridad con respecto a negocios vecinos, creando una vinculación entre la comunidad y lo local. Según Rosario Pedrosa, gerente de estrategia comercial y marketing de AECOC, gran parte de los consumidores encuestados por la asociación (un 63%) manifiestan su intención de comprar más producto de proximidad, lo que evidencia que “la conexión con la comunidad y lo local va cogiendo fuerza en la mente del consumidor con esta crisis sanitaria”

Sosteniblidad

Otro de los factores que influye en la decisión de compra de los consumidores tiene que ver con la preocupación por el medio ambiente y la sostenibilidad.

En este sentido, los consumidores muestran preocupación por los materiales que utilizan las marcas para fabricar sus productos y la responsabilidad que tengan con el medio ambiente. Según el informe Global Consumer Insights Survey 2020, tras la pandemia el 45% de los entrevistados en todo el mundo asegura que trata de evitar el uso del plástico en los productos que adquieren, y el 43% espera que las marcas sean responsables del impacto medioambiental de sus productos.

La inquietud se prolonga incluso a la entrega del producto, en el caso de que el pedido se haya hecho por Internet. El aumento del ecommerce está teniendo efectos negativos en la congestión y en la contaminación de las ciudades más pobladas. En este sentido, es importante que se siga trabajando en la creación de más puntos de recogida y que las marcas den la opción al consumidor de elegir cómo y dónde quiere recibir el producto.

Es evidente que hemos asistido a un cambio de paradigma en el comportamiento del consumidor, forzado por la situación excepcional que hemos vivido. No obstante, este cambio de hábitos de compra parece haber llegado para quedarse, por lo que es importante no obviar las nuevas características de nuestros consumidores y, sobre todo, adaptarnos a los nuevos escenarios de venta, si no queremos quedarnos atrás en un futuro a medio y largo plazo.

En Natuaromatic llevamos varios años trabajando nuestros canales de venta online y en la mejora constante de nuestros procesos de producción, apostando por materiales más sostenibles y ecológicos. Sabemos que es un camino difícil, pero es una apuesta de futuro que todas las empresas debemos emprender.

No hay comentarios

LEAVE A COMMENT

6 + dieciocho =