Welcome
Advertising is the way great brands get to be great brands.

La fragancia más antigua del mundo se creó en torno al 3.500 a.C de manera artesana. En aquella época, para su elaboración solían utilizarse frascos y vasijas que no garantizaban que su conservación fuera la óptima.

 

Sin embargo, los tiempos han cambiado; el proceso de fabricación en perfumería ha ido evolucionando con los años gracias a la ciencia y a los adelantos técnicos. Ahora lo más habitual es que se realice a través de máquinas que mejoran la eficiencia de los procesos. Igualmente, a día de hoy, son muchos los profesionales que intervienen en las diferentes etapas: perfumistas evaluadores, técnicos de I+D, responsables de Calidad, operarios de fabricación y envasado, etc.

 

¿Sabes cómo es el proceso de fabricación de la perfumería actualmente? Te lo contamos a continuación:

 

Primer paso: análisis de esencias y preparación de muestras

La historia comienza con nuestro perfumista evaluador. Él recorre el mundo explorando nuevos lugares y culturas en busca de los mejores y más exclusivos ingredientes. El objetivo de estos viajes es evaluar la calidad de cada componente que formará parte de la esencia que creará nuestro proveedor. En su órgano cuenta con un total de más de 1.500 materias primas que provienen de más de 100 países del mundo.

 

Cada vez que solicita una esencia a la empresa proveedora, le pasa un briefing con las materias primas específicas que formarán parte de las notas de salida, de corazón y de fondo, teniendo en cuenta que solo se utilizarán aquellas que hayan sido validadas previamente. Cuando recibe esta composición también la evalúa y, en caso de que sea necesario, pide modificaciones hasta encontrar la esencia perfecta.

 

En el momento que la fórmula es definitiva, antes de pedir la cantidad total, requerimos una muestra que analizaremos en nuestras instalaciones, a través del cromatógrafo de gases. Se trata de una técnica en la que la muestra se somete a distintas temperaturas que volatilizan y separan todos los componentes que la forman. Cada uno de ellos tiene un punto de ebullición que se reflejará como un “pico” en un gráfico. El dibujo que forma cada esencia es único y por ello cada vez que recibimos una, analizamos y comparamos los gráficos con el de la muestra inicial para asegurarnos que siempre cumple el mismo patrón. Con esto conseguimos que todos los perfumes de la misma referencia huelan siempre igual, independientemente de cuando hayan sido fabricados.

 

Una vez que validamos esta muestra, procedemos a crear el perfume a pequeña escala. Para ello mezclamos las esencias con el resto de los ingredientes, que son principalmente agua y alcohol vegetal. Nuestro departamento de I+D realiza una serie de pruebas que aseguran que el producto final cumplirá con nuestros estándares de calidad:

 

· Test de estabilidad: sirve para confirmar que la fragancia conserva sus propiedades con el paso del tiempo, durante toda su vida útil.

· Test de compatibilidad: nos asegura que el perfume es estable y compatible con el envase.

· Examen organoléptico: nos permite interpretar, a través de una evaluación sensorial, que su estructura olfativa es la esperada.  Esta prueba es muy importante para confirmar que el perfume huele como estaba previsto y se realiza varias veces a lo largo de todo el proceso de creación del perfume, para verificar que esta estructura no cambia en ninguna de las fases.

 

Si el resultado de todas las pruebas es el esperado, se aprueba la fórmula definitiva y se pide la cantidad de esencia necesaria, que volverá a pasar por el control cromatográfico para confirmar que es exactamente igual que la primera muestra recibida.

 

 

Segundo paso: elaboración de la fragancia a gran escala

Cuando recibimos la esencia definitiva y se valida en el cromatógrafo, le añadimos el resto de los ingredientes que formarán parte de la fragancia. Para fabricarla utilizamos los reactores de acero inoxidable de nuestra fábrica, que la conservarán en condiciones óptimas.

 

Antes de incorporar la composición perfumística a estos depósitos, debemos asegurarnos de que dentro no haya nada que pueda contaminarla. Analizaremos el alcohol, que usamos en el proceso de limpieza, mediante el cromatógrafo de gases. Cuando el gráfico refleje que lo único que contiene la muestra es alcohol y, por tanto, no quedan restos de ninguna fragancia que haya contenido el rector previamente, estará listo para comenzar la fabricación.

 

Tercer paso: proceso de maceración

En el momento en el tenemos la composición perfumística preparada, la trasladamos a los tanques de maceración, a través de tuberías exclusivas para cada referencia. Así, reducimos al máximo la probabilidad de que haya contaminación cruzada y generamos una trazabilidad perfecta.

 

En nuestras instalaciones contamos con más de 300 depósitos de acero inoxidable, lo que nos permite una capacidad de fabricación en continuo de alrededor de 100.000 litros. En este punto, dejamos que macere con gases nobles durante el tiempo establecido según la referencia. Esta maceración especial previene la oxidación y es un paso imprescindible para conseguir que todos los ingredientes se unan con el paso del tiempo. De esta forma la fragancia adquiere todas las propiedades organolépticas que la convertirán en el perfume diseñado a pequeña escala en el laboratorio.

 

Mientras el perfume macera, cogemos una muestra para realizar pruebas analíticas. Aquí valoramos si el color y la turbidez son los oportunos y medimos también el pH para garantizar que sea excelente para la piel.

 

Cuarto paso: filtrado y envasado

Procedemos a realizar el filtrado que sirve para conseguir que la composición no contenga ningún resto sólido que se haya podido producir durante la maceración del perfume. Este proceso se realiza a través de un filtro exclusivo para cada uno, con el mismo objetivo de generar una trazabilidad perfecta y libre de contaminación cruzada, como ocurre también con las tuberías y los depósitos.

 

Realizamos de nuevo las pruebas analíticas del paso anterior y además, en el momento que envasamos la fragancia en su frasco de vidrio, volvemos a realizar una prueba de compatibilidad. Esta última determina que los resultados obtenidos a pequeña escala, en las pruebas de laboratorio, son iguales y que el perfume es compatible con todos los elementos del “packaging” con los que está en contacto.

 

Gracias a nuestras líneas de producción altamente automatizadas, tenemos una capacidad de producción en rotación de 2.000 unidades a la hora, lo que se traduce en una producción anual de más de 15.000.000 de unidades.

 

Hacia una fabricación de perfumería más sostenible.

La fabricación del perfume es un proceso que ha evolucionado mucho a lo largo del tiempo, gracias a las nuevas tecnologías, al talento y a la creatividad.

 

Actualmente, este proceso nos parece muy apasionante, aunque, sabemos que para muchos puede resultar desconocido. Queremos informarte de una forma detallada y completa para que sepas todo sobre lo que no se ve: las fases por las que pasan los perfumes antes de llegar a la distribución.

 

¿Estás pensando crear tu propia marca de perfumería? En Natuaromatic nos encargamos del proceso integral, desde el desarrollo conceptual hasta la distribución. ¿Hablamos?

 

No hay comentarios

LEAVE A COMMENT

20 + 3 =