Welcome
Advertising is the way great brands get to be great brands.

“El accesorio invisible para cualquier prenda es un perfume”, así lo define la prestigiosa diseñadora Carolina Herrera; y es que el perfume es el reflejo de nuestra personalidad, es el recuerdo de personas que han marcado nuestras vidas y los extractos de los diferentes aromas que nos regala la naturaleza. Por lo tanto, elegir la fragancia que defina tu personalidad es la manera de escoger el recuerdo que los demás guardarán de ti.

El responsable de representar a las personas a través de los aromas es el perfumista. A partir de extractos naturales Jose Sánchez, CEO y perfumista de Laboratorios Natuaromatic, construye historias armoniosas y evocativas, que enfrasca en más de 200 fragancias. Estas creaciones surgen a partir de un proceso minucioso y ordenado siguiendo las normas de la pirámide olfativa, compuesta por tres tipos de notas: de cabeza, corazón y fondo.

Notas de cabeza o salida

Llamamos notas de cabeza a los aromas que desprende la fragancia durante los primeros 15 minutos al esparcirla sobre la piel. Se puede decir que son los olores de presentación del perfume, los cuales suelen ser ligeros y volátiles ya que apenas duran unos minutos. Estos aromas tienen como componente principal esencias cítricas, las cuales aportan frescor e intensidad a la fragancia.

Notas de corazón o cuerpo

Las notas de corazón conforman el alma de la fragancia. Define la identidad del perfume, su personalidad y el carácter que le hace único y diferentes unos de otros. Estas notas comienzan a percibirse durante los primeros 15 minutos y perduran en la piel pasada las 6 horas. Por lo tanto, son en estos aromas en los que debemos fijar la atención a la hora de decantarnos por una fragancia u otra, ya que es la que impregnará nuestra piel durante más tiempo.

Notas de fondo o base

Las notas de fondo ponen el broche final a la identidad del perfume. Las esencias que conforman la base de la pirámide olfativa son extractos de madera, ámbar, almizcle o especias. La labor de estas esencias es dar profundidad a las fragancias. Como consecuencia, estos aromas comienzan a manifestarse olfativamente transcurridas las 2 horas, dando lugar al aroma final y más duradero de la fragancia.

Como has podido comprobar, los perfumistas, al igual que los arquitectos o diseñadores, crean sus fragancias en función de la historia que quieren contar. Para esto, se basan en las normas y esquemas dictados por la pirámide olfativa, la cual describe la composición de la fragancia. Por lo tanto, recuerda que para elegir tu perfume debes aplicarlo sobre la piel y olerlo pasado los primeros 15 minutos, para poder así identificar las notas de corazón y la familia olfativa que mejor acompaña a tu personalidad.

No hay comentarios

  • Angel7 meses ago

    Muchas gracias

    reply

LEAVE A COMMENT