Welcome
Advertising is the way great brands get to be great brands.

Comienza el verano, una de las estaciones más deseadas por todos.  Empieza la época más cálida del año, en la que los días son más largos, las noches más cortas y el buen tiempo, la playa y las vacaciones son los protagonistas.

Este cambio de estación conlleva cambios en nuestros hábitos, formas de vestir y también influye a la hora de seleccionar las esencias en la creación de un  perfume. Los olores se perciben de forma diferente según el clima en que nos encontremos, y además, no tienen el mismo desarrollo. Con el calor, sentimos que huelen más, por lo que los perfumes de verano tienen que ser más suaves y frescos.

Desde Natuaromatic queremos que conozcas cuales son las esencias que debe llevar el perfume en verano.

Lima

Esencia cítrica extraída de la cáscara de la fruta cuando está en su punto de maduración. Se trata de un aroma dulce y refrescante al igual que la esencia del limón. Podemos calificar esta esencia como revitalizante, enérgica, alegre y ligera, perfecta para las altas temperaturas del verano.

Bambú

Esencia que evoca un aroma fresco, dulce y con una excelente durabilidad. El bambú le da al perfume lo que necesita para poder disfrutar del verano, ya que hace que la fragancia sea más refrescante.

Menta

Es la esencia más refrescante de las que pertenecen al verano. Su aroma es penetrante, estimulante, energizante y aporta el frescor todo perfume necesita en la estación más calurosa del año.

Naranja

Esencia cítrica que en el sector del perfume  ofrece distintas posibilidades. Genera aromas florales, frescos y frutales. Es una de las notas que más gusta en España, especialmente en verano, por su poder energizante, dinamizante y ese frescor y olor a limpio que evoca.

Los perfumes de verano tienen que ser refrescantes por lo tanto son esenciales las notas cítricas y las que evoquen a la naturaleza como, como son la lima, el bambú, la menta y la naranja. Normalmente son notas volátiles que suelen estar en la salida de una fragancia, es decir, en lo primero que olemos al aplicarla. Estos toques cítricos y de plantas verdes hacen que los perfumes de verano se califiquen como revitalizantes, enérgicos, chispeantes, alegres y ligeros.

Estas esencias de verano no realizan un perfume por sí solas sino que deben ir combinadas con otro tipo de aromas. Suelen ir acompañadas de notas como almizcles, musk, infusión de vainilla o vetiver. Con esto se consigue una mayor durabilidad en las fragancias de verano.

En definitiva, cualquier perfume que contenga alguna de estar cuatro notas del verano será apropiado para utilizarlo tanto en los largos días como en las calurosas noches veraniegas en las que lo que se busca ese ese toque de frescor pero sin perder la dulzura. Que sean perfumes suaves que tengan con carácter.

 

No hay comentarios

LEAVE A COMMENT

ocho + nueve =