Welcome
Advertising is the way great brands get to be great brands.

Diciembre es el mes en el que comienza una nueva estación. El jueves 21 tendrá lugar el solsticio de invierno. Esto significa que empieza la época del año en la que los días  se hacen más cortos, las noches más largas y las temperaturas mucho más bajas.

 

Pasar de una estación a otra conlleva a cambios. Igual que se realiza un cambio de armario, ocurre lo mismo con las fragancias. Los perfumes que se utilizan en cada estación tienen unas esencias diferentes, desde Natuaromatic te decimos cuales son estas esencias de invierno.

 

Lavanda

 

En el renacimiento era la esencia más cara. Las mujeres del siglo XIX perfumaban sus ropas de cama con esta fragancia ya que se creía que desarrollaba en los hombres el deseo de quedarse. Es una planta autóctona que se encuentra en toda Europa y norte de África. Con sus flores o tallos se consiguen buenos perfumes además de geles de todo tipo que dejan un aroma en la piel inconfundible. Tiene un olor penetrante y que se mezcla bien con otros  olores.

 

Cuero

 

Esta esencia es una de las más antiguas en perfumería. Es una fragancia suave, ahumada, alquitranado y se suele asociar con la familia Chipre. Suele incluirse en los perfumes elegantes, sobrios y, en su mayoría, en fragancias masculinas.

 

El cuero es una esencia que suele ir acompañada de notas ahumadas, atabacadas o amaderadas dando lugar a fragancias secas y muy intensas. También se puede aligerar con toques florales y cítricos para darles un acabado agradable.

 

Miel

 

El aroma de miel se usa en perfumería para dar cierta dulzura a la selección floral. Miel es una esencia ampliamente utilizada en la fabricación de fragancias. La nota de miel puede ser claramente visible o un ligero velo.

Suele combinarse con aromas orientales, lánguidos y flores de fruta fresca. Se la puede asociar, también, a acordes chipres floridos.

 

Lirios del valle

 

Es una fragancia que  se extrae del lirio de los valles, una planta que se caracteriza por su intensa fragancia y su color blanco. No se trata de un lirio propiamente dicho, ya que hablamos del único representante de su género que vive en estado silvestre dentro de los bosques abiertos de Europa. Cuenta con una fragancia dulce y el olor delicado de las flores silvestres que da el aroma a fresco y limpio que tanto le caracteriza.

 

Todas estas esencias no realizan un perfume por sí solas, sino que suelen ir combinadas con otro tipo de olores. Las notas con las que es común acompañar estas esencias de invierno son las cítricas (naranja, pomelo, mandarina), florales (jazmín, peonía, rosas, clavel) y amaderadas (sándalo, cedro, roble).  Aunque estas no son las únicas combinaciones posibles, ya que, durante el invierno, en el mercado se pueden encontrar perfumes en el que estas esencias de invierno son acompañadas de otro tipo de fragancias como frutales, jengibre, vainilla, etc.

 

Por lo tanto, siguiendo estas líneas, cualquier perfume que contenga alguna nota de estas cuatro notas de invierno será el apropiado para ser utilizado durante estas fiestas navideñas. En Natuaromatic creemos que el perfume es mucho más que la mezcla de tres notas olfativas, es el recuerdo del alma.

No hay comentarios

LEAVE A COMMENT

dos × uno =