Filtrar por:

El órgano del perfumista

Como ocurre en cualquier profesión, hay herramientas que se vuelven indispensables para el desarrollo del trabajo. Estas forman parte de su día a día, convirtiéndose en su mejor aliado, ya que el desarrollo de sus labores sería imposible sin la existencia del mismo. Si nos paramos a pensar, todos sabríamos identificar qué utensilios no podrían faltar para el desempeño de ciertas profesiones, pero ¿sabría identificar cuál es el instrumento indispensable del perfumista?

 

Mueble semicircular, frascos que guardan más de 2.000 esencias naturales, aceites esenciales, alcohol y fijadores para asegurar la durabilidad de los aromas, así es el instrumento indispensable de José Sánchez, CEO y perfumista de Laboratorios Natuaromatic. Este órgano pone al alcance de sus manos todas las esencias necesarias para la realización de pruebas. Estos frascos están situados en hileras escalonadas y ascendentes de pequeños anaqueles, simulando la forma de un anfiteatro. De este modo el perfumista, situado en el espacio central del mueble trabaja para conseguir dar con la fórmula y la fragancia perfecta.

Los grandes laboratorios de creación de perfumes suelen sustituir el órgano del perfumista por materias primas sintéticas e instrumentos tecnológicos, alejándose de la labor real y minuciosa del perfumista. Por eso, los expertos perfumistas que formamos los Laboratorios Natuaromatic creamos las fragancias a partir de cientos de pruebas manuales, con el objetivo de dar vida a más de 200 aromas, que conforman nuestro nuevo catálogo.

 

3 ingredientes esenciales para la creación de fragancias

 

  1. Materias primas

 

Nuestros órganos de perfumes están repletos de extractos de cada una de las partes de la planta, especialmente de sus hojas y flores. En ocasiones, exprimir hasta la última esencia de los vegetales conlleva una labor ardua. Muchas de las esencias aparecen únicamente cuando ciertas partes de la planta entran en contacto con el agua, es en ese momento cuando cientos de elementos que se encuentran en las células se transforman en esencias y son extraídas por el perfumista para añadirlas a su órgano.

 

  1. Aceites esenciales

 

Los aceites esenciales se obtienen a partir de vegetales. Estos podemos encontrarlos ya formados en las plantas o bien junto a los elementos necesarios para su formación. Los aceites esenciales desprenden olores y sabores acres, irritantes e incluso cáusticos. Estas sustancias pueden destilarse sin que se descompongan, ya que son inmiscibles en el agua, pero sí solubles en alcohol y éter. El resultado de este proceso es la eliminación de la grasa y de la untuosidad de los aceites fijos y jabones, ya que esta técnica disuelve los cuerpos grasos, la cera y las resinas que contienen las plantas. Finalmente, a estas composiciones se les suele añadir ésteres, fenoles o azufres.

 

  1. Fijadores

 

Los fijadores que se utilizan para la creación de perfumes provienen de almizcle sintéticos, ya que algunos de los animales de los que se obtienen a partir de sus secreciones glandulares actualmente se encuentran muy protegidos. Por lo general, estas secreciones tienen un olor muy desagradable cuando se encuentran sin diluir y actúan como conservantes al ser mezcladas con alcohol.

 

5 tipos de perfumes según su intensidad aromática

El perfume es una mezcla de sustancias aromáticas que se evaporan al entrar en contacto con piel, debido al calor que ésta desprende. Finalmente, son las sustancias aromáticas las que permanecen, disipándose poco a poco a medida que pasan las horas. Esto dependerá del método empleado a la hora de crear el perfume, que puede ser a partir de notas o monolíticos.

 

El primer método conlleva el uso de nota de salida, de cuerpo y de fondo, las cuales se perciben y desarrollan con el tiempo. Mientras que en el segundo método, el aroma se mantiene sin variaciones a medida que pasa el tiempo. Por lo tanto, las fragancias creadas mediante procesos monolíticos se caracterizan por estar originadas a partir de escasos componentes, a diferencia de las estructuradas por fases en las que se puede llegar a utilizar hasta más de un centenar de elementos.

Dependiendo de la intensidad aromática, el perfume puede clasificarse en 5 tipos:

 

  1. Perfume. Concentra entre el 15%-45% de la esencia aromática.
  2. Eau de Perfume. Su concentración es inferior al 15%.
  3. Agua de baño –más conocida como Eau de Toilette-. La concentración suele ser inferior al 10%.
  4. Agua de colonia. Tiene la misma concentración que el agua de baño, pero enfrasca aromas cítricos predominantes.
  5. Splash perumes. Tiene una concentración del 1%.

Tipo de fragancia según su intensidad

 

Las fragancias elaboradas en Laboratorios Natuaromatic enfrascan el origen y cultura de los entornos de donde han sido extraídas sus materias primas y aceites esenciales. Nuestros perfumistas cuentan con un amplio órgano desde el cual trabajan para la creación de los más de 200 aromas de todas las familias olfativas, los cuales podrás encontrar en nuestro nuevo catálogo y página web.

X

Suscríbete al Perfumista

Si quieres recibir las entradas de nuestro blog rellena el formulario