Welcome
Advertising is the way great brands get to be great brands.

La elección de una fragancia está determinada por la personalidad de quién los usa, sus gustos y su estado de ánimo, pero también influye la época del año en el que lo utilicemos.  El clima es uno de los factores que más afecta a los perfumes. Condiciona a la percepción y al desarrollo de las notas de una fragancia.

En el caso del verano, el perfume se evapora más rápido y por eso el uno de los secretos para que la fragancia dure más en la piel está en la buena aplicación y en una buena preparación previa de la piel.

Desde Laboratorios Natuaromatic queremos que aconsejes bien a tus clientes a la hora de cómo deben utilizar el perfume en la época del año más calurosa, por eso a continuación te contamos varias pautas a tener en cuenta.

 

Tener una piel hidratada

Antes de aplicarse el perfume es esencial que la piel este hidratada para que el aroma perdure más tiempo. Si la piel está seca, el perfume será absorbido y el olor desaparecerá antes. Para conseguir esta piel bien hidratada son esenciales los dos litros de agua al día y después de ducharse con agua tibia utilizar bodymilk ligero en todo el cuerpo.

Uno de los mejores momentos para echarse perfume en verano es después del baño. Esto es por el vapor de la ducha los poros se encuentran abiertos y la fragancia puede penetrar mejor.

 

Aplicar el perfume a la distancia adecuada

En ninguna época del año hace falta bañarse en perfume para que el aroma perdure, es un error. Lo ideal es aplicar el perfume a unos 10 cm de distancia para que este penetre correctamente y el olor perdure durante todo el día. Cuanto más lejos eches el perfume la distribución de la esencia será mejor.

 

Administrar la fragancia en determinadas partes del cuerpo

Hay una serie de zonas corporales sensibles, más aún en verano, que con el sudor los poros se abren y la aplicación de perfume puede provocar irritaciones en la piel. Además no hay que aplicar perfume en la piel cuando se va a estar expuesto al sol.

Lo recomendable es aplicar el perfume diariamente en el cuello y pecho. También ayuda a que el aroma perdure ponerlo en la cabeza o el cuero cabelludo, aunque sólo para ocasiones especiales, ya que la fragancia a la larga reseca el cabello y la piel de la cabeza.

Otra opción para que el perfume perdure es aplicarla en las prendas de ropa. Con esto hay que tener cuidado, ya que algunas fragancias pueden mancharla. Una buena forma de impregnar la ropa con perfume sin mancharla es añadir unas gotitas de tu fragancia favorita a la plancha de vapor. Conseguirás un delicado aroma en toda tu ropa sin una sola mancha.

 

Guardar el perfume en lugares adecuados

Las fragancias son delicadas, no se pueden guardar en cualquier parte de la casa. Tener los perfumes en el baño es un error que muchos cometen, ya que no pueden estar en ambientes con cálidos y esta parte de la casa es una de las que más calor tiene con los vapores de las duchas. Tampoco puede darles el sol ya que se estropean, por lo que lo mejor es tenerlos en un lugar fresco. Dentro de un armario o mueble.

 

Fragancias que utilizar en verano

Por lo general desde Laboratorios Natuaromatic recomendamos  que sean perfumes con notas cítricas, acuosas y que recuerden a la naturaleza para dar sensación de frescor y revitalizar.

Además, recomendamos que se utilicen fragancias diferentes para el día que para la noche. Para el día serían las notas cítricas y acuosas para combatir las altas temperaturas. Cuando llega la noche y baja el calor se puede utilizar notas florales con ligeros toques de madera.

 

No hay comentarios

LEAVE A COMMENT

diecisiete − 7 =